Astros y Medias Rojas abren el telón por el campeonato de la Americana

0
31
Foto: @Astros


La defensa del título de la Serie Mundial sigue presente con los Astros de Houston que ahora tendrán la gran prueba de fuego en la Serie de Campeonato de la Liga Americana cuando se enfrenten a los Medias Rojas de Boston.

Los Astros mostraron en la Serie de División ante los Indios de Cleveland un dominio completo con barrida de 3-0 y confirmaron que para nada les afecta la presión de campeones, a la vez que reafirmaron su condición de equipo que no se cree superior al rival y por el contrario luchan al máximo en cada partido.

Pero lo más importante en la filosofía del juego de los Astros es que disfrutan al máximo cuando están en el diamante y son un equipo cohesionado sin que nadie se sienta estrella.

“Si no puedes disfrutar los playoffs y elevar tu juego en estos momentos, entonces estás jugando el deporte equivocado”, declaró el jardinero de los Astros, George Springer, el jugador más encendido en la ofensiva de los Astros. “Por eso es que uno disputa tantos partidos, para poder estar en sitios como Fenway Park en octubre”.

Eso es lo que los Astros estarán haciendo cuando esta noche abran la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Medias Rojas, que tienen la ventaja de campo.

El duelo no ha sorprendido a nadie porque desde el comienzo de la temporada regular se vio que ambos equipos estaban en el camino ganador con los Medias Rojas que acabaron 108-54, nueva marca en la historia del equipo, mientras los Astros superaron de nuevo las 100 victorias (103-59).

“Esto es tremendo”, dijo el tercera base de Houston, Alex Bregman. “Uno ama la competencia. A los Medias Rojas les encanta la competencia. A todo el mundo en ese equipo le gusta luchar, y a nosotros también. Van a ser grandes partidos y sé que se jugará un buen béisbol. Será bien divertido. Todos aquí estamos esperando que arranque la serie”.

El entusiasmo y la confianza reina dentro de los Astros, que son consciente del potencial del rival, pero también confían en sus posibilidades.

“Así es como somos nosotros”, resumió AJ Hinch, el manejador de los Astros. “Yo no recuerdo cuándo fue el último juego en el que estábamos nerviosos o tímidos. Ciertamente no tenemos miedo. Yo creo que nos sentimos preparados. Sentimos que somos un grupo talentoso, con opciones, en el que diferentes jugadores pueden sacar la cara y hacerlo bien”.

Hinch reiteró que la confianza entre todos dentro del equipo crece a medida que avanza la competición, algo que favorece el mejor rendimiento.

“Creo que el éxito es lo que va alimentando esa sensación. Pánico no es una palabra que se puede utilizar cuando se habla de nosotros”, subrayó Hinch.

Esa es seguramente la confianza creada tras tres viajes a la postemporada en cuatro años y un par de victoria en juegos de vida o muerte contra los Yanquis de Nueva York el año pasado, justo antes de sobrevivir la montaña rusa de siete juegos que fue la Serie Mundial contra los Dodgers de Los Ángeles.

Los Astros ganaron la Serie Divisional la temporada pasada en Fenway Park, y luego conquistaron el Juego 7 de la Serie Mundial en Dodger Stadium.

Luego de una temporada regular en la que dejaron el segundo mejor diferencial de carreras en 57 años (263), aquí es exactamente donde esperaban estar.

“Yo creo que tenemos el mejor equipo, pero tenemos que salir allá afuera y demostrarlo”, recordó Hinch. “Será muy difícil ganar esta serie. Ganar cuatro juegos contra el equipo con más victorias en la liga es de por sí un reto. Así que no hace falta ninguna motivación adicional. Vamos a salir listos al terreno”.

Hinch recordó que los Astros durante la temporada regular ganaron 41 partidos, remontando la pizarra, incluyendo 11 cuando llegaron abajo a la séptima entrada, y tuvieron marca de 57-24 de visitantes.

Los abridores consiguieron el mejor promedio de efectividad (3.16) y lo propio hizo el bullpen (3.03).

“Los muchachos saben lo que está en juego. Los que estaban aquí el año pasado saben exactamente qué estamos buscando. Los que no estuvieron, quieren que ahora se cuente su historia como campeones de una Serie Mundial. Hay que ganar cuatro juegos para llegar allá, y luego ganar cuatro más. Pero la clave está en ganar el primero antes de pensar en la serie”.

Hinch también reiteró que lo más gratificante para su labor al frente del equipo es que son los mismos jugadores los que se ponen metas altas y cada día luchan por alcanzar la excelencia, una virtud que pocas veces se puede ver dentro del deporte del béisbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here