Pastrana: Habían advertido sobre atentado contra María Corina Machado días antes de golpiza

0
17
(Foto referencial)


El ex presidente colombiano Andrés Pastrana aseguró que había advertido dos días antes que la vida de Machado corría peligro, dijo en una entrevista con el Nuevo Herald.

El ex mandatario, afirmó que las acciones contra la dirigente estaban siendo orquestadas desde la policía secreta de la policía política del gobierno de Maduro, el Sebin.

La dirigente opositora Maria Corina Machado, agredida con palos y piedras en la tarde del miércoles por paramilitares vinculados al chavismo, se ha convertido en el mas reciente blanco de un desesperado régimen de Nicolás Maduro que quiere sacarla del medio por su recia oposición a reiniciar el diálogo, reiteró Pastrana.

“Lo que estamos viendo es que la piedra en el camino de ese falso diálogo [entre el régimen y la oposición], esa posibilidad de poder hablar con el narcodictador Maduro, la verdadera piedra en el zapato que queda es María Corina Machado”, dijo Pastrana.

“Informaciones de amigos de la oposición venezolana y de amigos que también tenemos en otros lugares, nos informaron de la posibilidad de que se estaba organizando un atentando contra María Corina Machado”, agregó el ex presidente colombiano.

Machado es hoy la dirigente de oposición de mayor popularidad en Venezuela, debido en gran parte a su férrea oposición al régimen y a los prospectos de emprender nuevamente lo que considera es un falso proceso de diálogo.

El ataque despertó la indignación internacional, con prominentes líderes políticos responsabilizando directamente a Maduro por la seguridad de Machado.

Desde Estados Unidos, el Senador por Florida Marcho Rubio unió su voz a la ola de críticas.

“Indignante ataque contra la líder opositora @MariaCorinaYA, miembros de su equipo y los diputados @omargonzalez6 y @JuanPabloGve. Mi solidaridad con ellos, estos actos no pueden quedar impunes“, dijo Rubio a través de su cuenta de Twitter.

La dirigente, quien fue agredida junto a su equipo cuando visitaba la ciudad sureña de Upata, se encontraba en la mañana del jueves aún adolorida por los golpes que recibió y dijo a el Nuevo Herald que creía que logró escapar del extenso grupo paramilitar que la agredió gracias a que fue defendida por el pueblo.

“La gente me ayudó, no te imaginas cómo la gente salió, los muchachos se arriesgaban y les pegaban a ellos”, dijo.

La emboscada fue perpetrada por una turba de casi 80 personas que esperaron a la dirigente cuando caminaba por la ciudad rodeada de un grupo nutrido de seguidores.

Hombres y mujeres armados se le fueron encima a la dirigente, golpeando a los presentes con puños, palos y otros objetos, y en ocasiones lanzando piedras y huevos.

Machado dijo que esta no es la primera vez que ella y su grupo enfrentan agresiones de los grupos paramilitares aliados al chavismo, conocidos en Venezuela como colectivos.

Pero enfatizó que la agresión del miércoles fue diferente. “Los jóvenes que me acompañaban luego nos dijeron que en esta ocasión era distinto porque de alguna manera sentían que los golpeaban a ellos para apartarlos. Era como si había la instrucción de agredirme a mí”, dijo.

Cerca de ocho de los agresores, hombres y mujeres, llegaron a alcanzar a la opositora. Uno de ellos que se encontraba atrás le haló con fuerza la cola de caballo que llevaba, lo que le hizo sentir un latigazo en la espalda que luego no le dejaría acostarse o levantarse sin dolor.

Mientras uno la sostenía de esa manera por detrás, otros la golpeaban con puños y palos. En un momento, una mujer le dio un fuerte palazo en la cabeza. También recibió un fuerte golpe en la nariz que le llevó a pensar que se la habían partido.

Al final, unas 20 personas resultaron heridas o golpeadas durante el ataque, dijo Machado, quien decidió visitar la ciudad de Upata, localidad ubicada en el corazón de la mafia minera controlada por el régimen y elementos de la guerrilla colombiana, aún cuando ya le habían recomendado que no lo hiciera.

Personas allegadas a Machado dijeron temer que los eventos del miércoles fueran solo una advertencia y que la vida de la dirigente aún corre peligro.

Según la información obtenida por Pastrana, todos los ojos del aparato de represión del régimen se encuentran centrados sobre Machado, cuya recia oposición al diálogo ha dificultado que otros integrantes de la oposición, que en el pasado se han mostrado más dispuestos a sentarse en la mesa, puedan hacerlo nuevamente en esta ocasión.

El régimen, que ahora enfrenta un abrumador rechazo internacional, ha estado demostrando que está dispuesto a asesinar a dirigentes políticos. Prueba reciente de ello fue la muerte del concejal opositor de Caracas, Fernando Albán, quien murió bajo custodia del Sebín, y cuyo cuerpo luego —según la oposición— fue lanzado de un décimo piso de la sede en Caracas de la policía secreta para ocultar rastros de la tortura a la que fue sometido.

Con estas acciones el régimen está dando muestras “de que ya no tiene límites”, dijo Pastrana

Machado, por su parte, dijo que la agresión del miércoles no cambió su posición sobre el diálogo.

El pueblo venezolano quiere una negociación, pero “no para darles tiempo y oxígeno, sino una negociación para establecer sus garantías para su salida inmediata, porque Venezuela no tiene mas tiempo”, dijo Machado.

(Con información de El Nuevo Herald)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here